¿Cómo crear experiencias centradas en los usuarios?

En la actualidad, una de las principales fortalezas de cualquier organización es la capacidad que tienen para aportar una experiencia solida al usuario. Ya sea en tiendas físicas u online, los sitios que encantan a los clientes son aquellos que aportan un proceso satisfactorio derivado de una excelente atención, un buen funcionamiento técnico de los sitios y un gran entendimiento de sus necesidades.

En el contexto digital, adoptar la filosofía de entera satisfacción para el cliente es una excelente forma de generar éxito en las estrategias digitales y de alimentar la 1st Party Data, pues se genera un tráfico continuo y persistente por cada cliente que regresa a los sitios de la empresa. La experiencia del usuario, también conocida como UX (user experience), se define en la experiencia general del usuario final, desde la percepción que crea al inicio del proceso hasta las emociones contenidas en cada interacción, y desde luego, también se incluye el sistema o servicio de atención que tenga la empresa. En este proceso se evalúan criterios como la accesibilidad, la facilidad en el uso y la conveniencia para el cliente.

Si buscamos mejorar la UX es importante determinar un equilibrio visual, ser claros y concisos. Un formato sencillo e intuitivo es sin duda la mejor opción, algunos de los principios fundamentales para ofrecer una buena experiencia al cliente son:

  • Atractivo visual: Presentar una buena primera impresión siempre es importante. Un diseño agradable, coherente y llamativo promueve un alto tiempo de permanencia.
  • Cercanía: Una interacción que se siente más humana da mejores resultados. Hay que mostrar la personalidad y accesibilidad de la marca para obtener la confianza del usuario.
  • Utilidad: Ya sea que se este construyendo un sitio web, un blog o una aplicación móvil, estos recursos deben ser altamente funcionales para el fin con el que fueron hechos y además, incluir herramientas complementarias que faciliten la navegación del usuario y resuelvan sus problemas.
  • Menos es más: Evita elementos innecesarios que no aporten valor. Las personas están acostumbradas a periodos cortos de atención, por lo que simplificar las cosas ayudara mucho a que los clientes encuentren rápidamente lo que están buscando.
  • Accesibilidad: Los sitios deben ser funcionales en multidispositivo, es decir, deben tener un diseño responsivo que ofrezca la misma experiencia cuando se abre en computadora, celular, Tablet o cualquiera que sea el dispositivo que se este usando. Esta medida, garantiza una optima experiencia en todo momento y también abarca las medidas que se toman para incluir a los usuarios con limitaciones físicas y/o que requieren de alguna atención especial.
  • Desempeño técnico: Contar con una buena velocidad de carga y un buen desempeño técnico en general es especialmente importante. En este aspecto puede recaer totalmente el que un usuario permanezca o no en un sitio y lo más importante, que regrese.

Tomar estos principios básicos y evaluar si realmente se están llevando a cabo en tu empresa es un buen primer paso. También resulta bastante útil incluir un espacio de retroalimentación en dónde los usuarios puedan expresar como les fue en su experiencia personal y evaluar el funcionamiento general del sitio. Finalmente hay que recordar que mejorar la UX implica el análisis previo del Shopper Journey del cliente, la evaluación constante de las métricas de nuestros sitios y la generación de consistencia en todos los puntos de contacto.

YOPTER BIG DATA MADE EASY