La importancia de la seguridad de la información

En plena era del Dato y de cara a los retos cada vez más grandes para preservar la privacidad de los internautas, la seguridad de la información se ha convertido en un aspecto fundamental tanto en el mundo empresarial como en el contexto publico y gubernamental.

Ahora que los datos son el activo más valioso, proteger su seguridad se ha convertido en una tarea prioritaria, además de formar parte de un proceso integral de gestión de Datos. Mantener segura nuestra información nos asegura conservar su calidad, elevar su valor y generar estrategias más efectivas. Y aunque sabemos que existen normativas que regulan la privacidad de los datos respecto a su tratamiento y circulación, también es importante no descuidar los esfuerzos internos para no vulnerarlos desde dentro.

Los elementos que se contemplan en materia de seguridad interna de datos son:

  • La disponibilidad: Es la cualidad de la información de estar al alcance de quienes deben acceder a ella, en el momento que sea requerido.
  • La confidencialidad: Son las condiciones y mecanismos que impiden que la información se divulgue públicamente a individuos u organismos no autorizados.
  • La integridad: Es la garantía de que los datos no han sido manipulados y que la información es completamente veraz.

También es importante identificar el tipo de información que hay que proteger:

  • Crítica: Esta información es indispensable para el funcionamiento y operación de la empresa.
  • Valiosa: Son activos indispensables de las compañías, por lo tanto, deben ser resguardadas y protegidas para evitar poner en riesgo el futuro de la organización.
  • Sensible: Solo debe ser conocida por personas autorizadas.

Una vez que se conocen estos aspectos importantes, hay que contemplar la adopción de un sistema que se centre en los procesos, en el almacenamiento y en las conexiones de red de la empresa, esto puede darse a través de softwares de seguimiento comerciales o de tecnología propia.

Algunas de las garantías que debe tener la gestión de la seguridad son:

  • Administración de sistemas: Es importante ser capaces de configurar, administrar y mantener la infraestructura de los datos, así como tener un acceso rápido al sistema en cualquier momento.
  • Monitorización:  El monitoreo de la información debe ser constante y 24/7, esto posibilita detectar problemas a tiempo y conocer a profundidad la información con la que contamos.
  • Gestión de incidencias: Es necesario contar con un protocolo de resolución de problemas que permita aplicar soluciones de forma rápida y efectiva.
  • Generación de informes:  Los informes reflejan la calidad de las acciones que se implementan y nos permiten establecer un flujo de mejoras continuas.

YOPTER BIG DATA MADE EASY

Pasos clave para adaptarse a un futuro sin cookies

Anteriormente, ya habíamos expuestó algunas medidas que las empresas pueden tomar para continuar trabajando sus Datos cuando las cookies desaparezcan por completo, y con este retiro cada vez más cercano, es importante actualizarse sobre algunas acciones clave que nos preparen para el futuro.

De frente a la recuperación económica tras la crisis producida por el Covid-19, este año se muestra como un enorme desafío, al cual se suman importantes cambios en el ecosistema digital; como el control sobre los Datos y el notable papel de la privacidad online en la relación con los clientes. Por todo esto, es momento de que las empresas se reformen para cubrir las exigencias de seguridad y confianza que reclaman los usuarios.

Satisfacer a un consumidor más consiente y preocupado por el control de su información será posible cuando adoptemos un modelo de first-party data. Basandonos en la iniciativa de Privacy Sandbox, con la que Google pretende reemplazar el targeting one to one de las cookies, algunas recomendaciones que la tecnológica hace para comenzar a adaptarnos son:

  1. Construir relaciones directas con los clientes: Abrazar una estrategia basada en datos propios es el escenario al que tenemos que migrar en el futuro, prácticamente de forma obligada. Crear un lazo directo con el usuario, en dónde él acepta compartir su información consciente y voluntariamente permitirá liberarnos de la dependencia de Datos de terceros. Al obtener información de los consumidores, las compañías pueden encontrar Insights reveladores con los que ofrezcan una mejor experiencia de consumo, pero además, deben ser 100% transparentes respecto al uso de esos datos.
  2. Mantenimiento de los Datos: La recopilación de datos no termina en el almacenamiento de los mismos, es necesario actualizarlos, depurarlos e interrelacionarlos. Un sistema interno organizado posibilitará que la eliminación de Datos de terceros no interfiera con la actividad de las compañías que lleven a cabo estas acciones.
  3. Enfoque a largo plazo: Algunas decisiones que se toman para conseguir resultados a corto plazo pueden terminar por vulnerar la privacidad de la información, por ejemplo, cuando una compañía opta por comprar conjuntos de datos que se basan en la identidad del usuario. Por esto, es mejor invertir en opciones enriquecedoras para la privacidad a largo plazo, que repercutan de manera positiva en la operatividad de las empresas.

Ante un futuro en el que la seguridad y la privacidad cobran mayor relevancia, apostar por una visión a largo plazo y un sistema basado en datos propios será esencial para generar relaciones de confianza con los consumidores. Son los primeros pasos a dar para avanzar en un cambio de paradigma que definirá el desarrollo de la industria publicitaria en el futuro.

YOPTER BIG DATA MADE EASY