Estrategias de Marketing Omnicanal para poner en primer lugar al cliente

La idea de la omnicanalidad es tan simple y cotidiana, debido a que las personas experimentan interacciones a través de múltiples canales desde hace mucho tiempo y es una práctica bastante natural para la gran mayoría de nosotros.

Sin embargo, cuando las empresas intentan hacer marketing omnicanal, rara vez funciona de la manera que creen que lo hará. Las compañías luchan por mantener la coherencia en todos sus canales y esto puede terminar por inundar a los clientes, con varios canales que dicen exactamente lo mismo. Frecuentemente se crean modelos complejos basados en el comportamiento del cliente, pero no siempre es posible integrarlos efectivamente en el flujo de trabajo y que hagan lo realmente importante: comprender al cliente.

La omnicanalidad es un proceso repetitivo que puede llevar algún tiempo hacerlo bien y para lograrlo hay un aspecto clave que tomar en cuenta: siempre centrarse en el cliente. Aquí hay 3 estrategias para mejorar la omnicanalidad en una empresa

  1. Puntos de contacto estratégicos

En teoría, cuantos más canales se tengan disponibles, más oportunidades se tendrá de establecer una conexión y entre más conexiones más conversiones. Sin embargo, existe una delgada línea entre brindar a un cliente más oportunidades para interactuar con la marca y molestarlo, entonces, ¿Cómo evitar cruzar esta línea?

  • Restar volumen cuando se agregan canales: El doble de canales no debe significar el doble de mensajes. Uno de los beneficios de agregar canales es poder reducir la cantidad de mensajes que se envían en cada canal individual para evitar que los clientes se sientan abrumados.
  • Utilizar las fortalezas de cada canal para anticipar las necesidades de los clientes: Las empresas que utilizan el marketing omnicanal de forma más eficaz, amplifican las fortalezas de cada uno de sus canales mediante la implementación de una plataforma de datos de clientes. Esto permite crear contenido relevante en tiempo real, organizar experiencias omnicanal atractivas y unificar y activar los datos de los clientes. 
  1. Cuidar a los clientes actuales

Los clientes existentes proporcionan el 65% del negocio y cuesta 25 veces más conseguir un nuevo cliente que retener uno existente. El Marketing de retención es una de las técnicas más eficaces, además, a largo plazo, el marketing de retención también es una de las mejores formas de conseguir nuevos clientes. Al mantener a los clientes actuales comprometidos y mostrar su agradecimiento, se obtienen orgánicamente defensores de la marca y promotores que traen a sus propios amigos y familiares. En este punto, la omnicanalidad da una ventaja en el juego de la retención, porque permite encontrar a los clientes donde se encuentran más receptivos.

  1. Enfoque en cuidar a los clientes, no en presionarlos

Una vez que los clientes se encuentran inmersos en su viaje de compra, es importante centrar las estrategias no solo en hacer que tomen la siguiente acción o realicen una conversión, sino que también hay que pensar en cómo ser útil y atractivo para ellos donde sea que se encuentren. Por ejemplo, la segmentación es una de sus mejores herramientas para proporcionar contenido útil a los clientes. Al rastrear intereses, datos demográficos, hábitos de navegación, compras pasadas y otros factores, es posible anticipar lo que quieren los clientes en cada etapa de su viaje y dárselo.

Las empresas que saben usar el marketing omnicanal a su favor, destacan un buen producto y ofrecen distintas formas de contacto a los clientes. Brindan buena información y grandes experiencias, y también saben cuándo dar un paso atrás y esperar a que los clientes lleguen a ellas.

YOPTER BIG DATA MADE EASY

Agilidad; un factor clave para construir estrategias contundentes

Existen varios factores que limitan la agilidad de las empresas; el tamaño de la misma, cómo operan, cómo se diseñan los presupuestos, cómo se invierte y que expectativas hay en cada organización. Pero la aceleración tecnológica y los cambios continuos en el comportamiento del consumidor no esperan, y hacen que la agilidad sea un factor fundamental para los planes y la ejecución exitosa de las estrategias de Marketing.

El entorno online y offline son igual de importantes en el contexto actual, sin embargo, muchas empresas aún no han podido generar una conexión efectiva entre ambos mundos. La buena noticia es que lograr esta interconexión es posible, gracias al aprovechamiento de los datos. Ahora las empresas consiguen crecer a través del entendimiento en tiempo real de los consumidores y para lograrlo, recurren a fuentes de datos unificadas y eliminan los silos entre la información, las estadísticas y la acción.

Las empresas agiles saben adaptarse más rápidamente para encontrar a los consumidores donde se encuentren. Para adquirir la destreza de actuar a tiempo, es necesario que se tenga en claro las métricas (es el punto de partida para obtener estadísticas de inmediato) y las acciones adecuadas para que, en última instancia, se obtengan buenos resultados. Esto permite actuar según las circunstancias, sea cual sea la dirección a la que se muevan. Este dinamismo es uno de los aspectos más transformadores desde el año pasado, debido a la gran evolución que hubo en la forma en la que las personas trabajan, compran y viven.

Una vez que se tiene en claro las acciones guía y cómo se estarán midiendo estas acciones, el próximo paso es unificar la información. Un conjunto de datos unificados de varios canales, posibilita segmentar los datos de toda la compañía y mejorar la forma en que se lanzan nuevos productos y soluciones personalizadas, convirtiéndose así, en un motor de inteligencia. Cuando una compañía implementa una solución de este tipo, también puede conocer tendencias, indicadores y preferencias de sus clientes con mayor claridad. Este nivel de comprensión permite un Marketing ágil, que sabe adaptarse y responder a las nuevas necesidades y los cambios en el comportamiento, tanto los que se habían predicho como los inesperados.

Cuanto más rápido puedan movilizarse las estadísticas de los consumidores para pasar a la acción, más ágiles podremos ser para satisfacer las necesidades de los clientes al momento. La agilidad se convierte en un superpoder cuando permite que las empresas causen impacto más allá de las decisiones de marketing y las campañas. Esto se debe a que, una vez que se combinan datos excelentes y la inteligencia orientada a la acción, se puede informar cómo ejercer influencia y lograr cambios en toda la empresa para mejorarla.

YOPTER BIG DATA MADE EASY